Edward de BonoEl premio Nobel de Física, Albert Einstein (1879-1955) afirmó que "no puede resolverse un problema pensando de la misma forma que cuando fue creado". De ahí que la crisis económica actual requiera que la sociedad en general y los empresarios en particular aprendan a pensar de una manera diferente para encontrar una solución eficaz y sostenible en el medio plazo.

Éste es el campo de investigación y divulgación del doctor Edward de Bono (Malta, 1933), prolífico escritor, psicólogo por la Universidad de Oxford y reconocido experto mundial en técnicas de pensamiento creativo e innovador, como los Seis sombreros para pensar y el Pensamiento lateral. Recientemente ha participado en la reunión anual de ex alumnos de EADA, donde aseguró que "el cambio climático no es la principal amenaza de la humanidad, sino la estrechez de nuestro pensamiento".

Las dos semillas

Estos días tras varias conversaciones con mis clientes sobre esa voz interior que tanto y tanto nos limita muchas veces y nos lleva a la inacción, he recordado una historia que me gustaría compartir con todos vosotros, espero que nos lleve a una reflexión profunda sobre como nos relacionamos con nosotros mismos y los palos que muchas veces nos colocamos en las ruedas a modo de excusas para no avanzar, mejorar y crecer ante cualquier adversidad, combinado con lo que yo denomino las tres C, Coraje, Confianza y Compromiso, fundamentales a mi modo de ver para los cambios constantes que tenemos que afrontar en nuestras vidas. 

Estamos inmersos, por quinto año consecutivo, en una crisis económica que también lo es social y moral.

La humanidad parece abandonar por unos días, en Navidad, el comportamiento negativo y destructivo que le caracteriza para buscar lo humanitario que reside en cada uno de nosotros o incluso para limpiar las conciencias.

 

Enfermera revela las cinco cosas que la gente más lamenta en su lecho de muerte

Durante muchos años he trabajado en cuidados paliativos. Mis pacientes eran los que habían ido a casa a morir. Algunos momentos increíblemente especiales fueron compartidos. Estuve con ellos durante las últimas tres a doce semanas de sus vidas.

La gente madura mucho cuando se enfrentan a su propia mortalidad. Aprendí a nunca subestimar la capacidad de una persona para crecer.  Algunos cambios fueron fenomenales. Cada uno de ellos experimentó una variedad de emociones, como es de esperarse, la negación, el miedo, el enojo, remordimiento, más negación y finalmente la aceptación. Sin embargo, cada paciente encontró su paz antes de partir, cada uno de ellos.

Contacto

Calle Balmes 188, 08006 Barcelona (Spain)

Móvil: +34 660 30 44 43

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Formulario de Contacto